foto

foto
Despiertan los colores.

Arriesgados Lectores...

15 mayo 2013

El jacuzzi

   Mientras las palmeras desenredaban entre sí sus alborotadas ramas y los aguacateros preñados de alevines  juguetones formaban parte de un concierto con ritmos naturales, el viento con su intenso silbo, les guiaba el paso como a un disciplinado ejército de súbditos. 
   Entonces lo descubrimos como parte del ornamento de la cabaña. Su situación era privilegiada. Aquel rincón  discreto donde grandes arbustos custodiaban la seguridad ante miradas no invitadas y donde un pequeño harén de geranios multicolores y esterlitzias rectas y dignas bailaban a su alrededor una danza sugerente y prometedora.
   Al caer la noche, el silencio, roto por el jolgorio de burbujas de jabón y champán se unieron al espectáculo de danza y fantasía  de las constelaciones que no quisieron perderse la fiesta.
Mientras, en el abrazo cuadricular de aquel jacuzzi, te juro que volamos al infinito y…más allá.
Glosagon.
...es él