foto

foto
Despiertan los colores.

Arriesgados Lectores...

13 octubre 2012

El pueblo de los gatos

En los Pirineos, frontera montañosa entre España y Francia, donde su paisaje brinda la naturaleza más intacta y donde cada otoño la berrea de los ciervos inaugura los tiempos de castañas y setas, dormita un pueblo de casas de piedra que tras la Guerra Civil española pocos volvieron a morar en ellas. Solo dos ancianos nonagenarios, José y María  conviven  junto a cientos de gatos  que campan a sus anchas por el lugar regalando una estampa, como poco, original.
   Ignoro si José y María, por lo avanzado de su edad, siguen habitando en dicho  lugar,  y conversando, cada cual en su idioma, con sus vecinos gatunos, lo que  sí puedo asegurar es que ese lugar recóndito y especial quedará grabado en mi almohadilla cerebral  como una sombra sigilosa, igual que el andar de los  gatos.
                                                 ¡Miaaaaaaauuuuu!
Glosagon.