foto

foto
Despiertan los colores.

Arriesgados Lectores...

24 abril 2013

Alternativa

   Era un tipo guapo, fuerte y saludable. A sus 34 años estaba en la frontera del ostracismo para aquel trabajo, pero no lo dudó y allí estaba, había pasado la primera criba demostrando que su producto era de calidad.
   La duración del puesto oscilaba entre los seis u ocho meses dependiendo  de su capacidad y necesidad.
   La empresa le pagaría el transporte y le aportaría un lugar de trabajo perfectamente equipado y preparado,  con material gráfico y visual para la obtención de unos resultados altamente satisfactorios, así como una asistencia personalizada para todo aquello que se pudiera complicar.
   Aquellos 1.200€ que recibiría por su semen pagaría algunas facturas y su altruismo quedó congelado para tiempos mejores.

Glosagon.