foto

foto
Despiertan los colores.

Arriesgados Lectores...

21 mayo 2014

Seres

Aquella mujer estaba de vuelta de la desesperación.
Con la porquería tatuada en su cuerpo movía el mundo con su imaginación aromatizada de alcohol.

Sobria era incapaz de hacerlo con su propia vida.



Glosagon.