foto

foto
Despiertan los colores.

Arriesgados Lectores...

27 junio 2012

TÓXICOS

   Cada vez más a menudo colisiono con individuos que por una extraña razón derrochan  la mayor parte de su estepario tiempo rumiando en como asediar y derribar a los demás.
   Si te paras a pensar un segundo  seguro que hoy te has topado con alguno de ellos, les has visto, oído o sufrido. Esta tropa fastidiosa  anda suelta a la caza y captura con un claro objetivo,  JODER.
   Pero juntos podemos ganarle la batalla a ese CRITICÓN que posee el manual de la verdad absoluta, el resto estamos equivocados y actúa malévolamente para hacerse valer.
    ¡Huye, el PROBLEMÁTICO!, ése que crea polémica por todo, no escucha y cree que alzando la voz su razón será aún más verdadera.
   ¡Ños, el EGOCÉNTRICO!,  le encanta que le dores la píldora continuamente y solo sabe hablar de sí mismo.
   ¡Horror, el PARANOICO! , viene de fábrica con un manual de sucesos, te amarga la vida y es como un aspersor salpicando miedos y recelos. Nunca le digas que te vas de viaje porque te desgranará una a una todas las desgracias posibles.
   ¡Uf, el CHULO! ,te escupe en la cara lo bueno que es en todo y lo que él tiene es lo más, no te dejes arrastrar porque entrarás en una competición superflua que te llevará a la insatisfacción, la  misma que él sufre, ¡agotador!.
   ¡Tiembla, el ENVIDIOSO! , no reconoce un mérito ajeno  sin ponerle algún “pero”  ni aunque le maten.
   ¡Horror, el MONOLOGISTA! , te pregunta cómo  estás y sin darte tregua comienza a relatarte su insulsa vida como una ametralladora  humana.
   ¡Puf! , el que se cree el ombligo del humor y resulta aburrido, pesado y patético. Ya decía mi abuela que más vale caer en gracia que ser gracioso.
   ¡Que rebota, el PELOTA! parece amable y simpático pero manipula hasta  su sombra con tal de obtener algún beneficio personal. Ni te cuento de los agresivos y autoritarios que solo disfrutan insultando y atemorizando y ¡qué me dices del arrogante!,  que pretende hacerte  sentir como un ser estúpido e inferior.
   ¡Aggghhhhh!  Sacúdete tanta energía negativa, no pierdas tiempo con esta gente que no  aporta nada y con paso garboso dirígete hacia esos tantos  otros que te alegran y demuestran en cada gesto que pertenecen al grupo de las buenas personas, pero…
                                              ¡OJO! Cuídalas, escasean.

Glosagon.